jueves, 25 de diciembre de 2014

Las estupideces de los falsos profetas.

Hoy me he despertado y aunque sea el día de Navidad me he entristecido duramente.

Me ha sorprendido leer el comentario de una compañera (Ruth Nieves "arquitecta de emociones") que se formó en la misma escuela que yo, una persona que creía sinceramente que decía cosas interesantes, no siempre, como todo el mundo,pero de vez en cuando decía cosas interesantes.
Hoy me entristezco y me decepciono al leer que opina que las enfermedades tienen su foco, siempre, en temas emocionales sobre todo, el cáncer, que es provocado por rencores, todo esto según ella. Sé que es una opinión forjada a través de un libro de un falso profeta y una persona que se supone está versado en el tema; lo cierto es que esta información es rotundamente falsa y no tiene ningún fundamento científico, está absoluta y científicamente demostrado que esta maldita enfermedad no es otra cosa que una producción desordenada de células, que se puede producir en personas de distintas edades, distintas étnias, distintas creencias, no está asociado ni condicionado a un tema emocional.  
Sin duda te curarás mejor si tus emociones están sanas, si eres una persona alegre, positiva, con apoyo familiar y de amigos. Seguro que tienes más posibilidades de enfermar si eres una persona triste, deprimida, solitaria. Pero esto no es la única razón de las enfermedades y por supuesto mucho menos del cáncer.

Lo lamentable es que esta persona seguida casi por 8.000 personas transmite una información falsa, y el mayor problema es que hay gente que la cree. Pido por favor, dos cosas, 
La primera un poquito de cultura y coherencia, antes de divulgar una información de esa índole, investigar, no porque lo diga un supuesto "gurú" o un falso profeta de moda, es cierto, quizá lo hayan escrito para vender libros, para ganar dinero o para convencer a ilusos. Cuidado con las palabras porque tienen mucho poder y pueden hacer mucho daño y lo que es peor, difundir falsas informaciones.

Segundo, estas personas con cierto poder de divulgación y que saben tanto del tema emocional, o eso dicen, que usen la empatía y que piensen como se deben de sentir los familiares de enfermos crónicos, los propios enfermos de cáncer o sus familiares, que piensen cómo se sentirían ellos si tuvieran a su hijo, padre, hermano, o madre enfermo de cáncer y le dijeran que está enfermo por "sus rencores" o los de sus padres. 



A estos gurús, Les pido que antes de opinar sobre enfermedades, se den una vuelta por un hospital, y tanto que hablan del cáncer, que hablen con científicos, que se den una vuelta por una unidad de oncología de cualquier hospital, por una unidad de oncología infantil, que hablen con los enfermos, con los familiares, con los médicos y sin son lo suficientemente valientes, que les digan a los familiares de niños enfermos de cáncer que es culpa de ellos que como padres, los han enfermado y les llevan a la muerte. Que sus hijos sólo se curarán si ellos se quitan el rencor. 
Ruth ¡Qué fácil es hablar desde la burbuja de cristal desde donde escribimos! Hay que bajar a la realidad, al hospital y al mundo real del sufrimiento y la enfermedad, entonces, podrás hablar.

Por último y ya lo dejo, te pido que tengas un poco de humildad y seas capaz de responder a mis comentarios, de publicar mis anotaciones en tu página y de tener la verguenza de, si así lo consideras, reconocer tus errores.

Humildad, empatía, también son emociones.

Feliz Navidad, a mí se me han atragantado.

#unpasoentucamino #juancarlosmartin