viernes, 12 de agosto de 2016

Hoy he limpiado mi sable.

Con cuidado, con atención, pero sobre todo con cariño, siguiendo una antigua tradición japonesa que exige concentración y algo de meditación.  

Respira hondo, cierra un momento los ojos, imagínate limpiando esa "katana" con la que has luchado hasta hoy y con la que deberás luchar el resto de tus días. 

Esa es tu Katana, ahora sólo existe la katana y tu. 

Limpias tu katana de las batallas anteriores, de las ganadas, pero también de las pérdidas.  
No sólo la limpias por el tiempo pasado, también por las batallas que vendrán, aquellas que tendrás que luchar. 




Primero la tela suave para quitar todos los restos secos e inservibles, aquellos que no te llevarás a la siguiente batalla. Dedícale tiempo a esta labor, elimina de la katana todo aquello que no sirve y puede dañarla. 

Ya la tienes limpia la hoja, ahora preparémosla para las batallas futuras, golpea suavemente el filo con la bola de polvo de arroz, por toda la katana, con cuidado, con delicadeza. Con cada golpe recuerda a aquellos que han estado contigo en las batallas pasadas, sus luchas, sus enseñanzas, venera a aquellos que siguen contigo luchando y enseñándote a caminar, prepara el camino, habrá polvo, te dejarán huellas, tú también las dejarás... este es el camino del guerrero o de la guerrera.  
Con cuidado vuelves a utilizar la tela suave para retirar el polvo, suavemente limpias las huellas del camino andado junto a tu katana, como si limpiaras las ropas usadas la dejas en perfecto estado, es posible que no consigas retirar todo ese polvo, es el resto de aquellos pasos que no conseguiste eliminar, caminar no siempre es limpio, en ocasiones se rompen las botas, las vestiduras, pero hay que vivir con ellas. No siempre se camina sobre flores y el polvo deja restos. 

Ahora vierte un poco de aceite Koji en uno de los papeles de arroz y con sumo cuidado limpia la hoja de la katana, desde la base a la punta, utiliza este aceite para dejar preparada la hoja para las próximas batallas o para ser guardada, pero sobre todo, este aceite servirá para recordarte que debes suavizar tu camino, debes intentar vivir suavemente, sin afectar, sin dañar, y sin olvidar que debes suavizar el camino de todo aquel con el que te encuentres, de todo aquel con el que compartas batallas.  
Recuerda que la vida es un conjunto de situaciones y que sólo tú permites y controlas como te afectan y como reaccionarás a ellas. Eres parte de las acciones, de una manera u otra participas en ellas, y tu controlas, y solo tú, como esas acciones modifican tu vida.  

El aceite impregnado con cuidado y atención consciente, evitará que el paso del tiempo y el paso de las acciones dañen la espada. 

Ahora, guarda con cuidado tu espada en su funda. No la guardes de pie ya que todo lo que has hecho, caerá y no habrá valido de nada. Mantenla preferiblemente en un lugar de acceso sólo para ti,  con el filo hacia arriba si la pones con el filo hacia abajo, por error o descuido puede caer y sin darte cuenta todo lo que ya hemos hablado puede dañar a alguien o a ti mismo, sin control. Mantenla en posición horizontal, relajada, manteniendo siempre esa posición será más difícil que se dañe o dañe a alguien, en relajación será más fácil controlar las situaciones, notar y sentir. 



Por último, recuerda que un guerrero o guerrera solo desenvaina completamente su espada si va a combatir. Únicamente para ti, para limpiarla, para recordar lo vivido, para recordar los que te acompañaron o te acompañan, solo en esos momentos debes desenvainar tu espada. No por ego, no por orgullo, no por exhibicionismo. Aquí no hay "me gusta", sólo estás tú y tu katana. 

"Un guerrero de al luz siempre puede elegir su campo de batalla.   A veces se ve sorprendido por combates que no deseaba; pero no sirve de nada huir, porque estos combates lo seguirán.   Entonces, en el momento en que el conflicto es casi inevitable, el guerrero habla con su adversario. Sin demostrar miedo ni cobardía, procura saber por qué el otro quiere luchar; qué es lo que le hizo salir de su aldea y buscarlo para un duelo. Sin desenvainar la espada, el guerrero lo convence de que aquel combate no es el suyo.   Un guerrero de la luz escucha lo que su adversario tenga que decirle. Sólo lucha si es necesario.  Manual del guerrero de la Luz (P.Coelho)" 

Un paso en tu camino. 
Juan Carlos Martín Tejada 

Si te gustó este escrito te gustará: https://www.amazon.es/Un-paso-en-tu-camino/dp/1517409977 

#Unpasoentucamino #jcmt 

sábado, 16 de julio de 2016

Comenzar todo con relajación, son solo 5 minutos.


Cuando tú como adulto o adulta no has llegado a observar el interior de ti mismo, cuando el tiempo, los estudios y las presiones sociales no te han permitido llegar a ser aquel Ser que estás destinado a ser, pero has llegado a tener un buen trabajo, una buena relación o relaciones que te satisfacen, cuando parece que está más o menos todo en orden en el almacén de tu cerebro, algo sucede que, si estás atento, te remueve.

Esto pasó hace unos días, en un taller que estoy llevando como facilitador, es un taller de innovación y trabajo en equipo en el que decidí, que fuera de la técnica y las dinámicas habituales iba a introducir una serie de actuaciones de relajación y meditación breve. Me gustaría que dedicarais unos breves minutos de vuestro ajetreado día a leer lo que sucede en estos talleres.

El taller lo componen varias personas de una empresa dedicada al mundo de la salud, personas de edades comprendidas entre los 30 y los 40 años, jóvenes con una vida que ha empezado a estabilizarse y en la que ya deciden lo que quieren hacer, tienen cierta estabilidad económica. Como decía antes, decidí arrancar los talleres con una sesión de relajación, a sabiendas que estas personas no habían hecho o utilizado estas técnicas habitualmente, sobre todo algunas, otra estaba estudiando meditación en un libro ¿? Y alguna había hecho pinitos.


Comenzamos la primera sesión con una relajación guiada a través del cuerpo, muy ligera porque no quería saturar y sobre todo no quería que pensaran “donde me he metido” fueron tan solo 10 minutos, recuerdo que esta sesión se realizó después de comer, a riesgo de que se quedaran dormidos y dormidas. Tras estos diez minutos, les traje de vuelta de la relajación y comenzamos el taller, ¡sorprendente! La lluvia de ideas, la gestión, la interrelación entre ellos y ellas, todo fluía, tenían las mentes despejadas totalmente, abiertas a las nuevas ideas.
Como fue que decidí que en la siguiente sesión en la que teníamos que decidir qué idea trabajar y ahí empezarían las discusiones y el ego, les introduciría una relajación aún más profunda y más en contacto con su Ser.


En este caso fue al medio día, en medio de la vorágine de su jornada laboral, un día cualquiera, tenían que romper con su día a día, con su estrés, con sus llamadas de teléfono, etc. y dedicarse a pensar a crear. Tras los saludos y permitirles soltar un poco de amarras comencé con la relajación, más larga, más profunda, más libre, les permití encontrarse con su maestro, difícil en tan pocos minutos y con tan poca experiencia, pero al volver, sus caras eran un poema, sonrisas, pupilas dilatadas, contaron el regalo que el anciano maestro les había dado. Tengo que reconocer que un escalofrío recorrió mi cuerpo.

En cuanto a la tarea de innovación, ni que decir tiene que avanzamos muchísimo, las ideas surgieron y básicamente hasta yo sobré. Todo funcionó, todo fluyó por encima de la media. De hecho en comparación a otros talleres en los que no se ha utilizado esta introducción, realizados por mí o por compañeros, no han sido tan fructíferos, el grado de avance es excelente, evidentemente no sólo por la relajación introductoria que permite romper, está claro que el equipo es bueno. Pero ¿es más bueno y se trabaja mejor que si no se hubiera hecho la relajación, presencia y consciencia?

La próxima sesión espero llevarles aún más allá, hay mucho trabajo que sacar adelante y debemos estar “limpios” y preparados…

Ya os contaré.

#unpasoentucamino

#jcmt

miércoles, 30 de marzo de 2016

Formaste parte de esto, ¡gracias!

Has formado parte de esto, ¡GRACIAS!
Christiana, la niña apadrinada gracias en parte a la venta del libro "Un paso en tu camino" ha sido adoptada, el 20 de marzo de 2016 se reunió con los que serán sus padres desde hoy y para siempre.



El importe restante y todo lo recaudado con la venta del libro se destinará al apadrinamiento de otro niño o niña con el objetivo de mejorar su vida.

Si compraste el libro, gracias por participar en la felicidad de ella, seguro que a ti también te ha servido, si no lo compraste, aún estás a tiempo de ayudar y ser ayudado/a.

Cómpralo aquí: https://www.amazon.es/Un-paso-en-tu-camino/dp/1517409977

#unpasoentucamino #jcmt

sábado, 19 de marzo de 2016

Día del padre.

Papá, no quería dejar pasar este día sin dedicarte unas palabras.

Eres un hombre trabajador donde los haya, de esa generación que trabajaba doce o catorce horas diarias y encima se sentía en deuda con el empresario. Amigo de sus amigos, entrañable y bastante cariñoso para ser un hombre nacido antes de la guerra civil española. Aunque algo machista cuando era joven, la edad te ha ido suavizando y eres el primero en levantarse cuando toca recoger la mesa y, cuando hay que limpiar la casa coges tu aspiradora y a todo motor te pones en ello.

Conoces la Casa de Campo madrileña como nadie y gracias a ti, algo conozco yo. Me has llevado desde pequeñín a lugares recónditos de tan ilustre campo. Sé que te hubiera encantado que me hubiera gustado el fútbol como a ti, mira que lo has intentado mientras te he dejado, pero nada macho, no hay forma. Bueno, no te preocupes, que me cuido y me cuidan.

Como eres un hombre del siglo pasado y con una escuela un poco antigua, siempre te ha costado entender porque no he sido fiel a ningún trabajo y en pleno boom de la informática cambiaba cada uno o dos años de empleo, eso siempre te ha llevado los demonios.

Es verdad que no has sido un hombre demasiado valiente ni echado para adelante en cuanto a tomar decisiones que puedan comprometer la seguridad de la familia, pero gracias a eso siempre hemos mantenido una cierta estabilidad, sin riquezas, me has enseñado lo que es la humildad, sin marcas y sin etiquetas, me has enseñado que se puede ser feliz con poco, y con tu amor y lealtad hacia la familia, me has enseñado que lo más importante casi siempre está muy cerca, más de lo que imaginamos.

Sé que te sientes orgulloso de mi, de mis hermanas, de tu nieto y de tus nietas, de la familia que tienes, sé que a la pequeña te gustaría abrazarla y besarla más, pero noto que estás con ella en muchas ocasiones, sé que la cuidas, sé que estás ahí vigilando su caminar por la vida y sé también que estás a mi lado, en cada decisión, lo sé sin duda.

Papá, porque nunca te he llamado padre y no lo voy a empezar a hacer ahora, tengo mucho que agradecerte, enseñarme a amar, mostrarme que da igual la edad para ilusionarse con todo, todo te ilusiona, todo te apasiona. Me has enseñado a amar los libros, la lectura, la letra, tu trabajo te obligó a leer mucho y eso te lo llevaste a casa y nos lo transmitiste a tus hijos.

¿Sabes que casi todos los días me acuerdo de ti?, casi todos los días miro tu foto con mamá, la foto en la que estáis disfrazados de chulapos, tan guapos, tan sanos, tan chulos. Madrileños de pura cepa de los que me siento tremendamente orgulloso, así se lo transmito a mi hija para que ella también os ame y se sienta orgullosa de vosotros y de la familia que habéis creado y criado.

Hoy te echo de menos mucho más que otras veces, quizá porque te siento lejos, quizá porque no ha sido un buen día, da igual, hoy te echo de menos mucho y quiero que lo sepas. Sé que estas palabras te llegarán, quizá mientras las escribo, quizá porque las leerás en otro momento.

No te lo he preguntado antes porque creo saber la respuesta ¿te gustó mi primer libro “un paso en tu camino”? tienes un ejemplar esperándote, te lo dedico cuando quieras venir a por él, lo guardo para cuando nos veamos y te lo doy.

Bueno Papá, no me alargo más, que me pongo a escribir y se me va el santo al cielo. Feliz día papá. Te mando un fuerte beso y un fuerte abrazo allá donde estés, te quiero y no te olvido.

Que lo sepas.


Juan Carlos Martín Tejada.
#unpasoentucamino #jcmt

jueves, 10 de marzo de 2016

Pregunto si te crees importante.

¿Verdad que tus hijos son lo más importante? ... Sé que has contestado ya, pero... ¿seguro? ... Ahora déjame preguntarte otra cosa, ¿podrás cuidar a tus hijos sino te cuidas tú? Muchas veces olvidas que lo más importante en la vida eres tú. Sin tí no existe nada, no podrás cuidar, no podrás educar. Si tu mente no está sana, si tu cuerpo no está fuerte, sino te cuidas, no podrás cuidar. 
Muchos padres y madres olvidan esto, dejan de ser personas, dejan de ser hombres y mujeres para ser unicamente padres o madres. Grave error que con el tiempo, se paga. ¿Es importante cuidar a tus hijos? ¿Es necesario cuidar y atender a los demás? ¿Necesitas comportarte en sociedad y prestar atención a los amigos, familia, etc.? ¡Por supuesto!, no lo pongo en duda en ningún momento. Lo que sí que te digo es que no puedes dejar de cuidarte, de darte caprichos, de vencer el compromiso, que tu mismo/a te pones para con los demás y para contigo mismo, por ser un poco hedonista. Sí, ser hedonista no es malo, ¿es malo darse placer? ¿es malo buscar placer para uno mismo? ¿me puedes explicar la razón? o ¿simplemente es un convencionalismo al que te han inducido?

¿De verdad crees que buscar el placer es malo? ¿buscar la felicidad no? ¿Puedes explicarme cómo puedes encontrar la felicidad sin placer?
...
Ahora dime, ¿cómo puedes ayudar a los demás si tú no eres feliz? ¿cómo puedes decirles a los demás lo que deben hacer para encontrarse mejor si tú no te lo permites? sólo tienes obligaciones autoimpuestas que justificas como la necesidad de hacer algo para conseguir placer, felicidad, etc. ¿Cuánto hace que no dejas a tu mente divagar en busca únicamente del placer?






Lo resumo, cuídate para poder cuidar. Es muy sencillo, sino lo crees es que estás justificando alguna otra cosa. 





Técnicas para cuidarme:

Expresando mis emociones, sin reprimirlas, sin herir.

Aceptándome tal y como soy, sin juicios ni críticas.
Prestando atención a mi cuerpo, sin agredirlo.
Estableciendo relaciones armoniosas.
Percibiendo la vida con optimismo inteligente.
Colocando límites amorosos.
Regalándome tiempo para mi, para consentirme placeres.
Siendo consciente de como me alimento, como me cuido.
Piénsalo. Actúa.


#unpasoentucamino Un paso en Tu Camino

viernes, 4 de marzo de 2016

10 verdades que no puedes olvidar

Atentos a la 2, la 7 y la 10.

1. Nuestro promedio de vida es corto.

2. Vives la vida que te generas.

3. Estar ocupado no implica ser productivo.

4. Antes del éxito siempre habrá fracasos.

5. Pensarlo no es lo mismo que hacerlo.

6. No hace falta una disculpa para perdonar.

7. Lo que tienes no define quién eres.

8. Todo cambia todo el tiempo.

9. Cuidarte y amarte es tu trabajo.

10. Lo que haces afecta a todos.
#unpasoentucamino

martes, 23 de febrero de 2016

Consciencia constante

Al cabo de diez años de aprendizaje, Zenno fue a ver a su maestro Nan-in.

Al entrar en la casa de Nan-in, tras el saludo correspondiente se sentaron a tomar el té.


- Maestro, dijo Zenno, creo que después de diez años de aprendizaje estoy capacitado para ser Maestro.

- Quizás, contestó Nan-in, pero antes contéstame ¿Has dejado tu paraguas y tus zapatos fuera?


- Claro Maestro, es señal de buena educación, lo haría al entrar en cualquier lugar.


- Bien Zenno, entonces dime, ¿pusiste el paraguas a la derecha o a la izquierda de tus zapatos?




Zenno quedó en silencio, sin acordarse exactamente, no supo que contestar.


- Zenno, la falta de atención a los pequeños detalles puede destruir por completo la vida de un hombre. Un padre que sale corriendo de la casa puede olvidar un puñal al alcance de su hijo pequeño.

  Un samurai que no mira todos los días su espada, terminará por encontrarla oxidada cuando más necesite de ella. Un joven que olvida llevarle flores a su amada va a terminar por perderla.

Zenno se esforzó durante 10 años más para alcanzar el conocimiento de la conciencia constante y poder avanzar en su Camino.



Por favor, si te ha gustado comparte, es importante para mí. Y si me dejas un comentario, me harás feliz.

#unpasoentucamino #jcmt



Puedes adquirir el libro "Un paso en Tu camino" pulsando aquí: Ir al libro