viernes, 21 de febrero de 2014

En cuanto tenga tiempo o dinero...

- En cuanto tenga algo de tiempo tengo que perder 10 kilos.
 Esto le decía Pepe a su mujer.
- Es verdad Pepe, te estás poniendo un poco "cebollete".... Jajajaja!!!!
Se reían los dos mientras Pepe se tocaba la incipiente barriga.
- Tienes razón María, en cuanto tenga tiempo...

Luis, tenemos que viajar, en cuanto podamos tenemos que recorrer nuestro país, conocer gente, disfrutar de lugares que desconocemos, comer cosas que nunca habríamos pensado.
Tenemos que hacer algo distinto a la monotonía del día a día.
Luis, tenemos que vivir algo distinto a levantarnos, trabajar, llegar a casa, cenar y acostarnos y algún día que otro hacer el amor.
Luis, tenemos que hacer algo con nuestra vida o llegará el día en que nos podremos arrepentir de no haberlo hecho.
 
- Elena, toma tu regalo de cumpleaños.
- Pero mi amor, ¿por qué te gastaste tanto dinero en este vestido tan bonito? Si casi no salimos a ningún sitio elegante... Mira que eres...
- Pero, Elena, casi no salimos, pues hoy es un día especial, hoy saldremos a pasear, sé que no tenemos dinero, pero da igual, lo poquito que había ahorrado me lo he gastado en este vestido que sé que te ilusionaba mucho, estarás preciosa, pontelo y salgamos a la calle aunque sea a pasear. Te invito a una cerveza en aquel bar tan coqueto donde quedamos la primera vez.
- No seas tonto mi amor, guardaré el vestido y cuando tengamos más dinero me lo pondré e iremos a cenar. Ahora lo guardaré no vaya a ser que se manche o se rompa.

Miguel y Elisa están sentados charlando, se conocieron hace 6 años y llevan 2 viviendo juntos, desde el momento que se vieron supieron que estaban hechos el uno para el otro y saben que siempre estarán juntos.
- Miguel, creo que debemos plantearnos tener un hijo, llevamos dos años juntos y vamos cumpliendo años, ya sé que lo hemos hablado alguna que otra vez y nunca nos ponemos deacuerdo, pero creo que ha llegado el momento.
- Pero que dices Elisa, mira, tenemos que pagar la casa, el coche, el viaje a Nueva York. Claro que deseo tener un hijo contigo, pero ahora no es el momento, terminemos de quitarnos las deudas que hemos adquirido por que teníamos que hacerlo, ahora quizá nos esté pesando tantos gastos, pero ¿como no lo íbamos a hacer? Teníamos que hacerlo, toda la gente de nuestro entorno lo hace...
- Tienes razón Miguel, no te preocupes, cuando nos quitemos alguna de las deudas lo haremos. Es verdad, ahora no es el momento.

- Debo hacer algo con mi vida, no he conocido a nadie interesante, no he permitido que ninguna persona se hacerque a mí, ni tampoco me permitido acercarme a nadie para demostrarle mi cariño o amor, en muchos momentos he tenido la necesidad de amar a alguien, pero tengo que trabajar, tengo que ganar más dinero para comprarme ese coche que tanto me gusta. ¿y ese reloj tan aparente? Seguro que seré la envidia en mi trabajo, mis amigos se morirán cuando lo vean. Tener un traje de la marca xxyyzz marcará la distancia entre mis compañeros de promoción y yo. Tengo que ganar más dinero, aunque ahora no tenga tiempo, dentro de unos años lo tendré y entonces podré dedicarme a buscar pareja o alguien que me ame o a quien amar.

- Llevo en el trabajo desde las 8 de la mañana, son las 7 de la tarde, estoy agotado... pero tengo tanto trabajo.... Me gustaría ver más a mis hijos, pasar más tiempo con ellos. Pero ahora tengo trabajo, me centraré en ello.  Ya iré a casa más tarde, total, hoy es un día más, mañana disfrutaré de mis hijos y de mi familia... mañana, hoy no, mañana, hoy no, mañana....

Ahora ya no tienes tiempo.



Un asunto del que hablo continuamente e intento que la gente capte, la gente te mira raro como que no lo entienden, lamentablemente no lo entienden o no lo quieren entender.

 ¿Piensas que heredarás la empresa? ¿Crees que te recordarán por el trabajo que realizas en la empresa? ¿Crees que tienes tiempo aún? tu vida no será recordada por las horas que dedicas al trabajoo, otro vendrá que trabajará más, mejor y dentro de unos años tu trabajo habrá sido olvidado y tu también. Tus hijos, tu mujer, tus nietos, tus amigos... Serán los únicos que te recuerden.

Prioriza las cosas realmente importantes, apunta una lista de las cosas que piensas que son importantes y darles una prioridad.

Ahora fíjate una fecha para hacerlas, una fecha realista. Por favor, hazlas o llegará un día en el que ya no tendrás tiempo de hacerlas.

Mucha Luz en tu Camino personal.