martes, 8 de abril de 2014

¿Qué hemos venido a hacer aquí? - Nuestro maestro interior

No pretendo que este texto se interprete como un principio religioso. Por favor, no perdáis el tiempo en pensar o intentar averiguar qué religión profeso, ya que no es relevante para nada de lo que aquí comento.
Este texto es parte de lo leído, estudiado y procesado por mi, por lo que puede no ser lo que te guste leer o incluso puedo estar en contra de lo que otros autores comentan, como digo, es mi opinión y te pido disculpas de antemano si te ofendo.
Dicho esto...
Hay una corriente de pensamiento que habla de la misión que venimos a cumplir a este mundo, a esta vida, a este cuerpo.
Según esta corriente existen unos Seres, vamos a decir no corpóreos ya que el término espirituales no me gusta,  estos Seres son eternos y sólo pueden quedarse en su dimensión de origen únicamente una vez han ascendido, o mejor dicho, han aprendido todo aquello que debían aprender.
Con este motivo estos Seres se reencarnan (volver a encarnarse, volver a convertirse en carne) en nuestros cuerpos o en otros cuerpos una y otra vez hasta que consiguen aprender. Es decir, ocupan nuestro cuerpo, son nuestra alma, son aquello que algunos llamamos nuestro Ser, nuestra esencia. Sin ellos no existiríamos, sin ellos no seríamos y sin ellos no evolucionaríamos.
El problema radica en explicar muchas cosas de las que nos suceden, vemos cosas que ya hemos visto, en ocasiones sentimos sensaciones que ya hemos experimentado y no somos capaces de explicarlo. Autores hablan de la memoria genética, otros del “déjà vu”...
A mí me gusta pensar que he venido a esta vida a cumplir una misión, a aprender, a Crecer. Me gusta pensar que cuando mi cuerpo se arrugue, mis ojos se nublen y mi mente se oscurezca, cuando vuelva a ser un niño, entonces será cuando haya acabado mi momento aquí, el Ser que me ha dado sentido se irá y quizá haya aprendido algo en el trocito de vida que le tocó compartir conmigo, al menos eso espero. Me he puesto un poco poético, será el día.


En cualquier caso, hay autores que hablan de el viaje a otras vidas, la regresión, yo he tenido esa experiencia, no sé si fué regresión, meditación o imaginación, la verdad es que no lo sé y creo que es difícil que alguien pueda aseverarlo. La técnica se basa en un proceso casi hipnótico, una relajación muy profunda y dirigida por una persona que debe acompañarnos y guiarnos en todo momento. Realmente en su esencia es muy parecida a la técnica o terapia del “niño interior”, la cual me encanta practicar a la gente que me lo pide, aprovecho para deciros que es una experiencia muy bonita y si se repite más de una vez, muy esclarecedora en algunos aspectos de nuestra vida. Perdonar, que me lio, la técnica nos lleva a puntos de nuestra existencia anteriores al vientre materno, se van dando saltos o mejor dicho pasos hacia atrás en los recuerdos que están en nuestra mente y a través de esos recuerdos se va retrocediendo cada vez más. Es fácil llegar a ver otras vidas, es fácil encontrarnos con aquello que fuimos en otro momento de la existencia, parece que este recuerdo está en la memoria de nuestro Ser y aunque no es accesible de manera fácil, en estados de relajación muy profundos se puede desbloquear la barrera y llegar a ellos.
En muchos casos este encuentro con las vidas pasadas, descubres el porque determinada persona, en este momento, te resulta tan especial, hay casos en los que descubres que la persona que tienes al lado, tu pareja, tu mejor amigo o amiga, incluso un compañero o compañera de trabajo especial, en otra vida fué un hermano, una pareja e incluso tu madre o padre. Ten en cuenta que no sólo tu Ser vive otras vidas, sino también los otros Seres y ellos también son afines y también se buscan y quieren encontrarse. Este tipo de encuentros suele explicar muchas relaciones en tu momento actual, pero no esperes siempre encontrar respuesta a todo.

Resumiendo la teoría, los Seres son entes que en su camino de ascensión habitan cuerpos, no sólo cuerpos humanos, puede ser cualquier ser vivo. En cada reencarnación, en cada vida física estos Seres aprenden y en el caso de no aprender lo necesario en esa vida deberán volver a reencarnarse en alguna vida similar, hasta que aprendan realmente lo que tenían que aprender en ese momento, la película “El día de la marmota” da una vuelta a este concepto desde un punto de vista cómico, pero el mensaje es el correcto. Una vez el Ser ha aprendido lo que debía aprender o ha cumplido la misión que venía a cumplir, ojo con esto es un factor que también debemos entender, hay Seres que vienen a aprender, pero hay otros Seres que una vez ascendidos vienen a enseñarte o a ayudar a otro Ser el Camino.. Este concepto sé que es complicado y tanto que no creo que el blog y un post sea el sitio donde pueda explicarlo claramente, sólo una reseña al respecto, cuando “Ellos” creen que un Ser se está desviando del Camino o está retrocediendo, etc. En algunas ocasiones ponen a otro Ser que le acompañe durante una parte del viaje, quizá posteriormente ese Ser tenga que irse, lo importante es que te ayudó en un momento de tu aprendizaje. Como ves es complejo de explicar y entender.
El caso es que una vez han cumplido su misión, aprender o acompañar, deben irse.. En algún lugar se les examinará o evaluará su aprendizaje y tendrán que volver a vivir en otro cuerpo o habrán ascendido.
Al final me he extendido más de lo que habría querido. Lo siento si te he aburrido, pero es un tema complicado y muy extenso.
Si quieres saber más sobre la propia técnica en cuestión, pon un mensaje en el blog y si hay mucha gente interesada lo escribiré.
Espero haberte ayudado a entender o al menos hacer que profundices por tu cuenta ;-)
Mucha Luz en tu Camino Personal

Si tienes facebook apúntate al grupo Un Paso en tu Camino