lunes, 14 de abril de 2014

Ser o tener

¿Ser o tener?
  Lo que tú tienes muchos lo pueden tener, lo que tú eres nadie lo puede ser.
  Por la educación que recibimos y la sociedad en la que vivimos, lo habitual, nuestro principal deseo es poseer.

  - Quiero tener, necesito tener, mi vecino tiene, necesito la crema x para ser tan guapo como soy :-), me tengo que comprar el bolso xx para ser la envidia de ...
  La televisión, los programas, los anuncios nos invitan a consumir, a comprar, a comprar, a consumir.
  - Como veo poco a mis hijos, a mi pareja, a mi madre... tengo que comprarles algo para compensar mi sentimiento de culpa.

  Si no lo tengo me siento mal, me falta algo, me miro las manos y me falta algo. Tengo el armario lleno, la casa llena pero siento que necesito más...

  Necesito comprar, necesito tener.




    Un día amanece y te das cuenta que todo aquello que posees no te llena, mientras estuviste comprando, poseyendo, el tiempo ha pasado delante de ti. Miras todo aquello que posees, antes te sentías orgulloso/a de aquello que poseías, tanto esfuerzo para adquirir todo aquello.
  El coche, la casa, las joyas, las ropas, los perfumes... ¿y ahora? y ahora te toca vivir, practicar el desapego, soltar aquello que te ata a una vida sin sentido.
Comprar para vivir y vivir para comprar te llevan a una vida de vivir para trabajar, trabajar para ganar dinero, ganar más dinero para comprar más cosas y así “poder vivir mejor” ¿vivir mejor?
Millones de personas viven con una décima e incluso muchísimo menos de lo que tu posees y otro tanto de millones de personas tienen mil veces más que tu ¿para qué? Para seguir teniendo que poseer más y más, más artículos, más material, más poder…


Por si no puedes ver el vídeo, este es el enlace

¿Te has parado a pesar un ratito, sólo un ratito en lo que realmente necesitas para vivir? Apunta 10 cosas que te podrías quitar y que consideres que podrías vivir ello. No te pido que lo dejes todo para vivir como un ermitaño, vivimos en una sociedad determinada y hay cosas imprescindibles para mantener tu ritmo de vida. Mientras escribes esa lista piensa en aquello que realmente tienes guardado, hace años que no usas ni vas a usar, pero estás anclado/a a ello… ¿Realmente lo necesitas? Seguro que según estás leyendo esto te ha salido más de un artículo.

Para un segundo, STOP, elije uno de esos artículos que te ancla y prométete desprenderte de ello mañana mismo. ¿Eres capaz? ¿Seguro?  HAZLO y siente la liberación.


  Suelta y vive, disfruta de lo poco que tengas y no te obsesiones con las posesiones.


  Sé tú mismo/a y no aquello que posees.

Mucha Luz en tu Camino Personal

Si tienes facebook apúntate al grupo pulsando aquí: Un Paso en tu Camino