viernes, 18 de julio de 2014

Otra masacre más.

Otra masacre más. Producto de una mente perversa, la del ser humano que se cree que tiene el poder para decidir quien vive y quien no. Una mente enferma que decide que matar a 300 personas no es importante, que lo importante son sus ideales, sus valores (si es que los tiene) y su razón, o mejor dicho sinrazón. 

Ahora los grandes países investigan la causa, sinceramente creo que deberían gastar su tiempo y esfuerzo en investigar las razones que llevan a esto. Es evidente que no lo harán por los intereses que tienen creados en este y en todos los conflictos mundiales en los que las personas pierden vidas, normalmente las más inocentes.

Una  vez más queda el lamento de la viuda, el llanto del niño que no volverá a ver a sus padres y la desesperación de una madre por la pérdida irracional de aquel que debería haberle sobrevivido. Una vez más queda patente la estupidez y el egoísmo humano.




Pero lejos de esta desesperanza, creo en el ser humano, creo que muchos pensando y creciendo seremos capaces de vencer la irracionalidad y la estupidez. Creo que con esperanza, con ilusión y con ganas podemos cambiar a la gente y como consecuencia al mundo. 

Maduremos nosotros, crezcamos y ayudemos a crecer a aquellos que están a nuestros lado pasando este ratito que llamamos vida con nosotros.  Demos la espalda a aquellos seres que desean la muerte, el sufrimiento y por encima de todo su "bienmerecido" premio.

Demostremos con nuestros actos, con nuestro camino, que el ser humano es mejor de lo que los estúpidos y egoístas quieren hacernos creer. El ser humano es grande y somos capaces de demostrarlo.

De momento hoy, mi grito de esperanza para aquellos que han perdido a algún familiar o amigo en este terrible atentado contra el ser humano. 

Mañana seguiré luchando por lo que creo, el ser humano.


Mucha Luz en Tu Camino Personal

#unpasoentucamino #jcmt

Si tienes facebook apúntate al grupo pulsando aquí: Un Paso en tu Camino
ó
Únete al blog para estar informado Participa en el blog