lunes, 18 de noviembre de 2013

El tiempo pasa, lento pero inexorablemente

Este vídeo que os pongo a continuación me ha impactado, no ha sido el único que he visto en relación al tiempo dedicado a lo cotidiano, a lo menos importante en la vida. Pero quizá por mi reciente paternidad y quizá porque ahora estoy trabajando con las emociones, me ha calado más profundamente. 

No me alargo más, os dejo el enlace al vídeo  te ruego lo veas, lo escuches y luego si te apetece continúa leyendo.


Algunos lectores me han comentado que no ven el video, os pongo el enlace a Youtube... http://www.youtube.com/watch?v=sQM0-vva_aM


Derechos de autor reconocidos a favor de la brújula del cuidador


Ahora que lo has visto, me gustaría que analizases lo que has sentido. Incluso me atrevo a pedirte que lo compartas en los comentarios al final del blog...

Yo te voy a contar lo que he sentido, me he visto reflejado hace unos años, cuando pensaba que el trabajo era lo más importante, lo que me permitía mantener un ritmo de vida y unos gastos más que aceptables. Hubo un momento en que todo cambió, necesité un mazazo para darme cuenta de que las cosas importantes pasaban por delante de mi y que yo estaba "a lo mio"

Te pido por favor que no esperes a tener un mazazo en tu vida para que ese cambio suceda. Quizá cuando lo recibas sea demasiado tarde.

Lo he comentado en otro post, lo comento día a día con mucha gente, hasta lo comenté hace años en un trabajo estresante que tuve, y ahora vuelvo a comentarlo, vuelvo a preguntarte:
 ¿Porque crees que serás recordado/a? Piénsalo...

 Así es, no serás recordado por las horas que has pasado trabajando, dedicado a ganar dinero, no serás recordado por tener más poder, por ser tal o cual director en tal o cual empresa. No te equivoques, serás recordado por el amor que has querido dar,  por el amor que has dado y por lo que hayas podido dar a los demás y a la humanidad.  

 La felicidad no es sólo dinero y posesión. De hecho no tiene nada que ver con eso.

 Un Maestro me contó el otro día una experiencia, comentaba que como es posible que en un viaje a la India la gente que no tenía NADA entregaba a los visitantes lo poco que tenían con una sonrisa en los labios... en cambio todo lo que tenemos y nos cuesta desprendernos de ello ¡¡¡Que absurdo!!!

 Ríete más, déjate llevar, déjate fluir, no tengas tanto apego a las posesiones... un ejercicio:
 ¿Que pasaría si perdieras tu trabajo? 
 ¿Cuánto durará tu trabajo?
 ¿Que pasaría si perdieras a tu hijo/a? 
 ¿Cuánto durará tu hijo/a?
 ¿Cuantas horas dedicas al trabajo y a tu hijo/a?

  Es fácil responder ¿verdad? 

  No pretendo hacer demagogia barata, para eso están los políticos, lo que pretendo es que con un ejemplo exagerado reacciones, es evidente que necesitas trabajar para vivir, pero no vivir para trabajar. No esperes al mazazo por favor.

Vuelve a ver el vídeo si lo crees necesario.


  De verdad, con total sinceridad, asigna a cada cosa que te suceda, a cada parte de tu vida la prioridad y la importancia que tiene. Repito, la que realmente tiene. Cuando lo hagas y empieces a trabajar en lo REALMENTE IMPORTANTE te aseguro que tu vida cambiará, no lo dudes.
  






Mucha Luz en tu Camino personal.